Los Juegos Escolares de Aragón marcan el comienzo de la temporada 2021 de Gimnasia Rítmica

Este sábado 27 de marzo da por fin comienzo la temporada de gimnasia rítmica en Aragón. Algunos de los niveles más altos pudieron realizar en otoño algunas de las competiciones, pero los niveles de base firmaron una temporada prácticamente en blanco en el 2020. Los Juegos Escolares de Aragón van a ser pues su primera cita después de mucho tiempo para muchas niñas y niños que esperaban con ilusión poder mostrar su trabajo.
Más 650 gimnastas (450 en Zaragoza, 100 en Huesca y 100 en Teruel) van a darse cita en la competición que se extenderá durante varios fines de semana. Ésta es una competición abierta a gimnastas en edad escolar de todas las categorías, (incluyendo deporte adaptado), en la que se van a poder ver ejercicios tanto individuales como de conjunto. Además no sólo participarán niñas sino que también podremos ver sobre el tapiz a algunos niños, ya es un deporte que no entiende de géneros.
“Esta es una temporada muy atípica”, explica Máfer Lardiés, presidenta de la Federación Aragonesa de Gimnasia “La gimnasia rítmica es un deporte que ha de practicarse en el interior y además, no en cualquier sitio. Es necesario que la instalación tenga techos altos, moquetas específicas para que no se hagan daño al realizar los elementos así que entrenar ha sido muy complicado en los meses previos. En los niveles de base muchos equipos no han podido trabajar al no permitirse el deporte en interior, otros han tenido que hacerlo en patios de colegio, pistas de tenis o en sitios improvisados. Además, el campeonato nacional absoluto se ha pospuesto hasta en tres ocasiones. Se ha celebrado el fin de semana pasado y por tanto se ha dado por finalizada la temporada 2020 de manera muy tardía”. Pese a todas las dificultades los equipos han tirado de ilusión para seguir practicando su deporte y poniendo de relieve la pasta de la que están hechos todos los gimnastas.
“La gimnasia rítmica es un deporte muy exigente” añade Máfer Lardiés “Son muchas horas de trabajo y de cientos de repeticiones para jugárselo todo en apenas unos minutos. Es necesario templar los nervios para enfrentarse a una multitud, sobre todo cuando son muy pequeños, y tratar de evitar los fallos, haciendo además que el ejercicio parezca que apenas cuesta esfuerzo cuando cualquiera que lo haya intentado sabe que es dificilísimo.”
Este año más que nunca el verdadero éxito es llegar y seguir manteniendo la ilusión.

Noticias Relacionadas